Palabras que aún no sé decir, pero hago como que las digo…

Nuevamente estoy aquí, en este cuarto oscuro y con el frió recorriendo mis pies, pero feliz por haber vuelto =)

No regreso de ningún lugar, pero no podría decir que estuve aquí todo este tiempo. Esta tierra tan conocida desde hace meses ha cambiado mucho para mi. Las cosas no están en su lugar. Alguien estuvo jugando con todo lo que pudo, pero no me enoja. Es una agradable sorpresa encontrar un cambio agradable, y es que mi ausencia lo propicia. Gracias le doy a este espacio que está para mi, para lo que hay aquí dentro y lo que siento allí afuera. Tengo tanto que decir que no sé por dónde empezar y lo más seguro es que no pueda decir nada.

Como sabrán los que leen este blog (cuatro gatos más o menos), ya cumplí año y cuatro meses con mi niña de las palabras inventadas, y lo digo ahora porque eso es lo más importante para mi. Ustedes han vivido todo este camino mediante mis propias palabras, aunque aveces muy melosas y cursis, pero mías al final. No puedo callar a mi corazón aunque lo desee, y el habla cuando quiere. Gracias a Dios los oídos que lo escuchan (u ojos que lo ven) saben a lo que me refiero. Tal vez algunos piensen que este blog debería llamarse de otra forma, como por ejemplo “para la niña de las palabras inventadas” o “TE AMOOOOOOOOOOOOOOO… (infinito)” y más cositas que a algunos les da roche decir, pero que sí les gustaría escuchar de alguien que se las diga. No callo mis palabras porque sé que ellas dirán siempre la verdad, y la verdad que sale del corazón es el regalo más valioso que se puede encontrar en la vida; puede hacerte reír y llorar a la vez; puede emocionarte o puede ponerte muy triste, pero nunca herirte, porque un corazón que ama, quiere lo mejor para el corazón amado; y aunque duras las palabras a veces son necesarias pero siempre que vengan antes de un fuerte abrazo y un TE AMO.

Este mes fue muy emotivo para mi, porque me encontré con mi eterna lucha. El querer, pero no poder. Todos tenemos algo que queremos hacer, pero nunca nos animamos a hacer, y no me estoy refiriendo a triunfar, porque eso es demasiado relativo. Me refiero a un deseo del alma que es frenado por un anti-deseo; aquel que te dice “¿Por qué desearlo? Si no es relevante”. Que cambio puede hacer en tu vida este deseo y la verdad es que a veces la respuesta es… “nada”. Pero en realidad es mucho más que eso…

Día del Padre con el Papá es algo que no sucede muy a menudo no? ¡¡¡Feliz día Papá!!! Decimos muy temprano y es lo único que tienen ellos de nosotros, porque su “motivo de ser” se va por ahí. Me refiero a nosotros, a los hijos, porque ¿Acaso hay padre sin hijo? En el día del Padre si. A mi me tocó quedarme todo el día con Él y disfrutarlo a la fuerza. Y eso hice ¿Mucho esfuerzo? Nah!!! Eso ya lo superamos hace mucho tiempo. Ahora me tocaba observarlo. Bien chamba hasta cuando descansa. No puede simplemente echarse a descansar, parece que le hubieran dado mucha cuerda, porque no puede quedarse quieto. Te entiendo viejito, solo quieres estar ocupado, eso te hace sentir útil, te hace sentir vivo, pero no es lo único ¿Sabes? Hay una película que está bien chévere y podemos ir ya que no vamos al cine juntos desde hace…. 15 años? jajaja mentira, el Cine Brasil no fue el único cine al que hemos ido juntos. También estuvo el CityHall donde recibí el primer trauma de mi vida O_O como puede alguien pagar para que lo depriman. Bueno, cada loco con su tema. Vamos que va a estar chévere. Azu, tantas salas hay?… ¬¬ Oe, lo del cine la Brasil fue broma… Primeros en la fila como nunca, claro si estuve parado 45 minutos pelándome de frió por culpa del bendito aire a condicionado. Tiempo que no te veía reír de esa forma viejito. Fue una buena elección. Que gusto saber que la pasaste bien, pero ya es tardecito. Otra vez lejos, ya no hay motivo para decirte ¡¡¡Feliz día!!! =( Y ahora? Habrá que inventar otro día del Padre mañana, y pasado mañana, y otro día más y otro. Que no se acaben los días, porque aún no sé decirlo si no es tu día y olvido que tu día es todos los días, porque no hay día del hijo para ti, porque todos los días que pasas aquí son para mi… y eso a veces lo olvido =(

Si estas palabras no se entienden espero que me disculpen. A veces me hablo a mi mismo, porque necesito recordar cosas importantes y quien mejor que yo para decírmelas.

 

Gracias por leer (y escuchar)… muchas gracias =)

Si un año fuera como un día…

Si un año fuera como un día me despertaría lo más temprano posible para aprovecharlo contigo…

Si un año fuera como un día tomaría el camino más corto hacia tu sonrisa…

Si un año fuera como un día te llevaría flores y regalos…

Si un año fuera como un día tomaría tu mano y no la soltaría…

Si un año fuera como un día me perdería en tus ojos sin ver el reloj…

Si un año fuera como un día te diría que TE AMO a cada minuto…

Si un año fuera como un día te llevaría a almorzar manjares que sólo contigo sé disfrutar…

Si un año fuera como un día buscaría un bosque perdido para recostarnos y descansar…

Si un año fuera como un día te dibujaría tan natural como siempre eres ante mi…

Si un año fuera como un día miraríamos la puesta de sol, en el mar, juntos de la mano como siempre lo deseamos…

Si un año fuera como un día te abrigaría con mi casaca y te abrazaría con todo mi calor…

Si un año fuera como un día miraríamos las estrellas y los fuegos artificiales con el alma abierta y los ojos sorprendidos…

Si un año fuera como un día te llevaría a tu casa, cuidándote y mimándote como gusto de hacer…

Si un año fuera como un día nos pararíamos en tu puerta y con un tierno beso te diría… hasta mañana mi amor…

Si un año fuera como un día… siempre sería el mejor día de mi vida a tu lado…

 

 

Febrero se iluminó como hace un año atrás con el recuerdo de los dos… juntos como ahora y unidos de la mano de Dios. Gracias a Él que estamos aquí y sobre todo al amor que nació y crece cada día en nuestros corazones. Gracias a ti mi amor por soportarme en todo este año que pasó, no sé cómo la verdad… tienes una fuerza increíble y un amor tan grande que aún no puedo llegar a comprenderlo en su totalidad. He aprendido mucho de ti… a tu lado… en este año que pasó y sé que tu también has aprendido conmigo. Nos depara un año más, Dios mediante, lleno de retos y metas qué cumplir. Y sólo sé que hay un camino y es el que tu cantaste alguna vez… Al infinito y más allá… ❤

 

Te Amo mi niña de las palabras inventadas…

Se despide… tuyo de ti ^, ^

Por y para ti…

Porque estaba solo en este mundo.
Porque faltabas en mi ser.
Porque te abrí mi corazón para que te quedaras.
Y te quedaste e hiciste de él tu hogar.
Porque así es tu naturaleza.
Lo era así en mis sueños y
lo es así en esta hermosa realidad.
Porque viniste sin avisar y
ahora moriría si te vas.
Porque reinventas nuestro amor
cada vez que inventas un beso,
cada vez que tu espíritu libre
sigue las líneas en la vereda
o pisa hojas secas en los parques.
Porque Tú eres así, única como eres.
Porque mi alma te esperaba emocionado.
Porque eras una promesa y ahora eres realidad.
Porque marcaste una época,
Dividiste el antes y el después de ti.
Porque me rehiciste con tus manos
y me reviviste con un beso.
Porque ahora sé lo que es el dolor
al haber besado tus lágrimas en tu mejilla.
Porque me enseñaste que los abrazos curan.
Porque sabes que me tienes en tus manos.
Porque sabes que eres dueña de mi amor.
Porque sueñas y sonríes.
Porque sabes lo que pienso antes que lo diga.
Porque me robas las palabras y el aliento.
Porque eres vida en mi vida.
Porque tu amor es inmenso como el cielo,
E infinito como el universo.
Porque tus manos son de ensueño,
Tan suaves y delicadas como tu ser,
Pero fuertes y versátiles como tu carácter.
Porque amo tu alma tal y como eres,
Porque todo en ti me gusta.
Porque fuiste hecha para mí.
Porque lo único que podría reclamarle a Dios
es el que nos hubiera juntado antes,
Pero incluso hasta eso es bendición,
Porque nos ayuda a comprender que al final
Siempre terminaríamos juntos y de su mano.
Porque no sé de poesía y aún así quiero escribirla
Porque sé que te gusta que me esfuerce,
Pero te digo y soy sincero
que no hay esfuerzo sino placer
al recolectar estrellas para ti.
Porque si me dijeras que tener en tus manos la luna
te haría eternamente feliz.
Yo te diría que construiría una escalera hacia ella
y la traería para ti.
Y tú me dirías “no podrías… pero aún así te amo”.
Porque eres así y así estoy loco por ti…
Porque eres mi bebita.
Porque eres mi princesa.
Porque te amo y me amas.
Porque sólo se me viene a la mente tu nombre
cada vez que cierro los ojos
y pienso en felicidad.
Porque yo por ti y tú por mi.
Porque eres y siempre serás… mi Ju

tengo a mi lado un ángel perdido en la tierra

tengo a mi lado un ángel perdido en la tierra

Para ti… princesa.

La extraña carta de amor

A pesar de tener ya un tiempito con esto del blog (7 meses y algo más), aún no lo logro comprender del todo. Aún quedan dudas de su real utilidad. Al comienzo pensé en utilizarlo como un medio de catarsis, pero veo que eso no podría funcionar ya que está muy expuesto. Las catarsis tienen que hacerse o solo o con alguien con quien tengas la mayor de las confianzas ya que otras personas tal vez no podrían comprender el porqué de tus jaladas de pelo o tu leve llanto… A veces solamente puedes necesitar un abrazo de una persona porque la extrañas, aunque esta se encuentre frente a ti… pasa, créanme. Esas cosas solo se hacen, no necesitan escribirse, esto debí entenderlo al quemar el cuaderno amarillo, pero tuvo que pasar mucho tiempo para recién entenderlo. Tuve que aprender muchas cosas y des-aprender otras. Abrir mi mente y mi alma y entregala, dejarla descansar finalmente ¿Por qué insistir? Ya no Alan, ya no… me dije a mi mismo ¿Qué más necesitas? Ya tienes las respuestas frente a ti. En esos ojos que te ven, en esos labios que te hablan. Sólo un ser supremo podría haberla creado ¿Qué más necesitas? Ya no habían excusas… ni siquiera se me tenía permitido dar el paso al costado que tantas veces lo había dado… Ya no Alan…

Fue difícil, no se los voy a negar. Tantas preguntas y tan pocas respuestas… “Hombre de poca fe” me decía a mi mismo. Si eres capaz de mover una montaña con tu Fe ¿Por qué no lo entiendes? El mundo te enseña muchas cosas a las cuales te aferras hasta con los dientes ¿Por qué? No lo sé… No me parece que sea más fácil…”Quiero lo que tu tienes” Le dije a ella. Cuando cerraba los ojos sólo veía oscuridad ¿Por qué ella puede ver algo? Me sentía como un extraño en una nueva ciudad… Pero una mano siempre estuvo ahí y yo siempre la rechazaba… ¡Déjame! Yo sé caminar, no tienes por qué tomarme de la mano… Cuántas veces lo rechacé… Pero él seguía ahí. Los días pasaban y mis rodillas ya no aguantaban. Cuando tu voluntad ya no es tuya, tu cuerpo tampoco te pertenece. Caí, caí como nunca antes había caído… con una sonrisa, pero un llanto interior… no de dolor, no… no había dolor… había vergüenza… ¡Perdóname!… esas fueron mis primeras palabras… Perdóname por rechazar tu mano tantas veces. Pero… qué haces? Por qué agudizas mi vergüenza secando mis lágrimas con tus manos? ¡Déjame que yo puedo secármelas!… escuché su risa mientras me secaba. Me sentía como un tonto, como un niño malcriado que no aprendía… Está bien… Hazlo tú, dije mientras bajaba mis manos. Mis lágrimas ya no mojarán mis mangas, ya no… fue su promesa…

A partir de entonces estoy aquí. Amando, amando de la forma que nunca jamás hice… con un nuevo corazón, uno que ya no quiere quedarse en este mundo al morir, sino que quiere amar hasta la eternidad. Amarla por siempre….

Podría escribir toda la eternidad sobre su mano, sobre lo suaves que son, sobre su fineza y elegancia, sombre su fuerza y ternura. O tal vez sobre sus ojos, sobre lo hermosos que son, sobre el sueño que crea en mí al contemplarlos… sobre cada mirada robada y cada mirada esquiva creada por su rubor. Pero siento una promesa en el viento, que me dice que tenga paciencia, porque tiempo habrá y ella estará allí, con sus manos y sus ojos. Contemplándome y acariciándome. Esa promesa también está en mis oraciones, y lo estará por siempre porque esa es su voluntad.

Siento que se acaba Mayo cuando aún Abril está en mi mente. El tiempo pasa de prisa y sin permiso. Muchas cosas han pasado. El amor fortaleció nuevamente nuestras almas. Una semana tuvimos para contemplar nuestro camino, las huellas que hemos dejado desde que estamos juntos… y el amor nos dijo que sí. Nos dijo que no separemos nuestras manos porque estamos haciendo bien las cosas y lo celebramos con un abrazo… el gesto más hermoso que jamás haya visto, ella me lo enseñó y ahora sé que nunca podría dejar de hacerlo. Porque en cada abrazo está su calor, porque en cada abrazo está su voz, porque en cada abrazo ella me dice “estás curado amor”… Cúrame siempre amor… que yo te curaré, porque me enseñaste bien, con tu ejemplo y con tu amor.

“Nuestro día” se vio atrapado en la “Semana del Amor” y aunque hubo poco tiempo hice algo que siempre me ha gustado hacer, pero esta vez para ella… Escribí una cartita y se la entregué al final del día… ni siquiera yo estoy muy seguro de cómo la finalicé, sólo sé que mientras la escribía no podía dejar de pensar en ella y me atropellaba, porque todo mi ser quería hablarle en ella, pero sólo tengo dos manos y sólo una de ellas escribe. Al día siguiente ella se rió y me dijo que le gustó, pero creo que fue porque se rió… mi carta de amor no podría haber resultado mejor, ya que logré una hermosa sonrisa en ella… y sólo sé… que su sonrisa lo vale todo… todo. Cuando tomé su mano para no soltarla entendí que mi destino es luchar por esa sonrisa, porque su sonrisa es la luz que alumbra mi camino y sin ella sólo me queda oscuridad y un camino perdido.

El frío cada vez es más crudo, las noches irrumpen cada vez más temprano, el tiempo cada vez es más corto, pero aún así estamos ahí… un par de loquitos en la oscuridad… amándonos hasta el fin…

Protegeré su sonrisa... por siempre...

Protegeré su sonrisa... por siempre...

Dedicado a mi princesa…, mi niña de las palabras inventadas…, mi amor…

…Mi Ju

Y fue un 12 de Febrero

No tenía forma de ver la hora mientras estaba en el carro, pero sabía que cada minuto que pasaba, era una eternidad bajo los ojos de la angustia. No recuerdo si el carro se detuvo o salté por la ventana, pero el hecho es que ya estaba afuera a un paso más rápido que mis ganas de estar allí.

Entonces la vi. Estaba de pie en aquella avenida oscura, la única luz que veía entonces, era ella. Tenía una imagen distinta. Su cabello amarrado en una seductora cola que rosaba sus hombros desnudos. Era la visión de ella más hermosa que nunca antes había contemplado. Esa curiosa expresión de amargura ya la había visto antes. No soy un santo, la he provocado muchas veces. Sabía que había cometido un error y cual cachorro mal educado bajaba las orejas y la contemplaba a los ojos. “Te ves muy bonita” le dije mientras caminábamos y volví a provocar una expresión en ella. Ya no era de amargura, sino de sorpresa por no saber que responder. Las calles estaban con la misma oscuridad de siempre, pero se respiraba un aire distinto. Retomábamos los mismos caminos, pero como siempre pasaba, casi no notábamos por dónde nos llevaban nuestros pies. Una leve brisa hizo que se apoderara de mi brazo y yo me sentía en el cielo. Su calor me calaba muy hondo y puedo jurar que hasta me toca el alma. ¡Un escalón en forma de banca! ¡Que conveniente! Nos sentamos a conversar mientras descansábamos del pequeño paseo. Nuestra conversación se hacía más personal mientras nos mirábamos de reojo. Ella es distinta a las demás. Ella tiene todo lo que siempre quise. Ella es la que estaba esperando. Y no les miento si es que aseguro esto. Nada es coincidencia. Cada tiempo. Cada vivencia. Cada lágrima. Cada sonrisa. Cada tristeza. Todo se parece. Nos parecemos tanto y hemos vivido tantas cosas similares. Me conecto con ella y casi hasta nos leemos las mentes. Revivimos recuerdos olvidados y nos reímos de lo que alguna vez hicimos. Fuimos niños juntos, aunque nunca antes nos hubiéramos conocido. Pero ahora estaba allí. Junto a mí. Riéndonos de la nada, como celebrando la última treta del destino. Era inevitable el perderme en sus ojos. Era inevitable ver sus labios y desear morir en ellos. Era inevitable soñarla junto a mi. Y finalmente las palabras salieron de mi boca. Como si nunca antes lo hubiera dicho. Aunque sabía que no era así. Ya le había dicho antes las palabras que le iba a decir. A pesar de que nunca obtuve la respuesta que desde el fondo de mi alma tanto añoraba, seguía perenne. Fiel a mi decisión la abordé nuevamente. Esta vez entre mis brazo se lo dije en las palabras más sutiles para no asustarla, pero lo suficientemente claras para que entendiera que iba en serio. Le dije que si quería ser enamorada mía, porque yo de ella ya lo estaba desde hace mucho. Y entonces ocurrió… Lo que antes era un mito y que a pesar de las extrañas formas en que lo evitaba, llegó. Un “si quiero” lo cambió todo. Los miedos aún estaban presentes, las mismas cosas a las que nos enfrentábamos seguían allí, pero en ese momento me hice un compromiso y se lo hice a ella. Ahora que esto esta declarado como real, no dejaré que regrese a la fantasía. Ella me dio su confianza y su cariño y yo se lo devolveré con creces. Esta es mi decisión por toda esta felicidad que está provocando en mi. El “si quiero” se transformó en un cántico que siempre querré escuchar. Escuchar esas palabras de su boca me llenan de dicha porque sé que ahora las cosas serán distintas. Se arriesgó por mi, lo esta dando todo por mi, se juega todo por mi y eso, eso no se deja pasar. No podía dejar de mirar a sus hermosos ojos y su sonrisa era inconfundible. Ya no había miedo en ellos, pero sí algo de incertidumbre. Pero yo estaba tranquilo, eliminar esa incertidumbre es trabajo mio. Y sé que lo haré, ella lo vale. Lo vale y lo valdrá por siempre.

Se hacía tarde y ya era hora de volver al mundo real. Empezó a llover como para recordarnos que no estábamos solos en ese lugar. Le ofrecí mi casaca que “esta fuera de moda”, pero que extrañamente es mi favorita. Ella tras un gesto de desaprobación se lo puso. “Mi niña engreída”. Seguía lloviendo y no queríamos irnos. Pero ya era tarde, incluso las estrellas querían apagarse. Y con un beso de despedida la vi partir… pero ya nunca más se irá de aquí, en mi pecho hizo su lugar. Para siempre…

Para ti mi Ju.

Dedo meñique

Dedo meñique

Diálogos sin nombre

La niña de las palabras inventadas me dijo una vez que el secreto para vivir mucho tiempo era alimentarse bien de joven y alejarse de todo vicio. Entonces me puse a pensar sobre eso. “Los vicios son peligrosos” me dije. Es posible que a pesar de que muchas veces se muestran como pasatiempos inofensivos, a la larga te pueden robar el tiempo y la vida.

Una vez hablando con el hombre de los tequilas le confesé mi deseo de ser inmortal y que tal vez para lograrlo la vida me quede corta. Entonces la niña de las palabras inventadas me dijo “Si te va a faltar tiempo será mejor que empieces a cuidarte desde ahora”. Suelo ser rebelde con ciertas cosas, pero en ese momento no pude decir nada. Finalmente quedé mudo y es que utilizaron mis propias palabras contra mí.

“La gente siempre te muestra lo que quieren que veas de ella” me dijo la chica de los pies fríos. “Sea cual fuese el medio, siempre lo hará” ¿Qué tan cierto es esto? Me pregunté ¿La gente no es lo que aparenta? O es que nosotros vemos caras maquilladas siempre. Yo pensaba que todos trataban de mostrar siempre lo mejor de sí, pero tal vez esto no sea siempre así ¿Nosotros vemos lo que quieren que veamos? ¿El lado hermoso? ¿El lado malo? ¿El lado oscuro? ¿El lado tierno? ¿El lado amable? ¿El lado odioso? ¿El lado agradable? ¿El lado agresivo? ¿El lado simpático? Aún me resisto a pensarlo. No se puede encasillar a todo el mundo y no todos tienen tanta frialdad en el alma.

Nosotros somos el reflejo de lo que nos ha tocado vivir. El pasado es el creador de nuestra personalidad, nuestros hábitos y costumbres. También de quiénes somos y a dónde queremos ir. La niña de las palabras inventadas me lo dijo también. “Tal vez el hecho de haber vivido cosas muy similares haya hecho que congeniemos tanto”. Nuestro pasado nos forma y nos une también.

El tiempo puede volverte una persona diferente a veces. Ahora lo sé muy bien. Nuestra vida muchas veces está sostenida por pilares que nos ayudan a llevarla de una mejor manera. Muchas veces cuando uno de ellos nos falta, sin darnos cuenta nos transformamos por su ausencia. Algo o alguien que nos sostenía de un lado desaparece y se lleva consigo esa parte. Pero la vida sigue, seguimos nuestro camino y nos seguimos formando con lo que nos queda. Olvidamos que ese pilar ya no está ahí y ya no nos hace falta. Pero qué pasa si ese pilar se cayó, no se fue, sólo se cayó. Tú lo necesitabas pero se cayó ¿Qué se puede hacer? ¿Podemos seguir nuestro camino sin él? ¿Debemos seguir nuestro camino sin él? No está bien ignorarlo y seguir nuestro camino. Ahora lo sé. Los pilares se pueden caer y muchas veces. Pero está en nosotros el volver a ponerlos de pie para que así nos sigan sosteniendo, porque aunque no lo queramos los necesitamos y mucho ¿Y los pilares se podrán volver a construir? Creo que sí. Los pilares siempre pueden volverse a construir, por eso no es bueno olvidarlos ya que siempre formarán parte de nuestras vidas.

La chica de los mini cua-cua me dijo que la amistad puede ser duradera aunque no se la busque. Los amigos no son designados nunca. Muchas veces los encontramos en los sitios más inesperados. En la calle mientras caminamos, en el trabajo mientras charlamos, en el pasado mientras recordamos, en el presente mientras vivimos. La amistad es algo que nunca se debe perder, así estemos muy lejos… o muy cerca… Es parte importante de nuestra experiencia y es sostén de nuestra vida.

“Ella” me dijo que los verdaderos amigos siempre quieren el bien tuyo ¿El amor al prójimo? Eso me sonó a frase del hombre de los tequilas. Pero tiene razón. Creo que el reconocimiento por haber hecho algo bien es muy necesario en nuestras vidas, y si este reconocimiento viene de alguien a quien hemos ayudado o aconsejado es tal vez el mayor premio que podamos recibir. Tenía razón el hombre de los tequilas, me estaba perdiendo de algo muy bueno y necesario. Y por eso le estoy muy agradecido.

La amistad es algo que nunca se debe perder. Aunque estés muy lejos… o muy cerca… se repite en mi mente. La niña de las palabras inventadas me lo reclamó con justa razón. No perderé ese pilar y no permitiré que se caiga. Ya no. Trataré de levantar todos mis pilares caídos, y los que no se han caído y aún me sostienen los protegeré con todas mis fuerzas. Es algo que me he prometido a mí mismo. Tal vez sea la promesa que regirá mi vida, pero quiero llevarla. Tal vez en un futuro pueda convertirme yo en uno, en un pilar. Y si es así, quiero ser el más fuerte de todos. Por eso los necesito a todos conmigo. Por siempre.

Post de Emergencia!!!

Aaaaaaaaaaah!!! Pensé que podía llegar a postear antes de las 12:00 am T_T es una pena. Si tan solo hubiera sido a las 11:59:59 pm del Domingo el Post se hubiera marcado al día 06 de Setiembre T_T. A menos que… aprenda a meterle mano a las fechas de los post XD jejeje.

Bueno, ya son las 12:04 am y no tengo idea de lo que escribiré. Mmmm bueno, entonces hablaré de las promesas. No sé si les pasa a ustedes, pero hay cosas que siempre olvido hacer a pesar de que alguna vez me lo haya prometido. Como aquel espejo que quiero poner en el baño y que ya han pasado más de 3 meses y sigue en el suelo. Un ejemplo más reciente es la agenda que quiero hacer con todos los contactos de mi celular (aprovechando que aún no se me pierde T_T). Ya estoy harto de tener que pedir a todo el mundo sus números de teléfono cada vez que pierdo mi cel ¬_¬”. Bueno, antes lo que solía hacer para poder cumplir si o si mis promesas era encerrarme en una habitación en silecio y hacer un juramento en voz alta de que cumpliré con mi promesa o sufriría las consecuencias y… aunque no lo crean, las cumplía. Que tiempos aquellos ^_^. Ahora cada vez es más difícil cumplir con mis propias promesas; soy demasiado indulgente conmigo mismo (…) que le puedo hacer ¿Cuál podría ser la solución a este problema? ¿Ponerme castigos? No, ni hablar. Esto es un pequeño problema, eso es todo. Si pude aprender a cocinar (al menos frejoles y estofado XD) creo que podré hacerlo con toda facilidad; sólo es cuestión de ponerme a pensar seriamente en esta situación. Tal vez no haya “tocado fondo” aún con este dilema, pero no esperaré a que llegue ese momento. LO PROMETO ^_^

Que gato para mentiroso!!!

Si un gato tuvo que parase para jurarlo, es que debe ser verdad no?