Nunca más solo…

Nunca más solo...

Aún recuerdo esos días cuando me iba solo a aquellos conciertos de “música ruidosa”, pero que tanto disfrutaba. La verdad nunca supe por qué empecé a hacerlo. Nadie me había llevado a un concierto antes, sólo me dio ganas de ir un día, solo con mi soledad a ver qué pasaba por esos lares.

Mientras otros pensaban en ir a discotecas a buscar alguna de aventura, yo sólo estaba pendiente de los conciertos que se realizarían durante el mes. Mientras más cerca (y barato) mejor… sé lo que están pensando. No era un tacaño, simplemente aún no producía nada y vivía de propinas.

Desde entonces mis gustos musicales fueron transformándose, evolucionado sería la palabra correcta. Comencé a escuchar melodías más fuertes, pero mejor elaboradas y los conciertos se iban encareciendo, mientras más me metía en esos estilos musicales más complicado era conseguir una entrada cercana al escenario.

¿Por qué le doy tanta importancia a los gustos musicales? La verdad es que la música te define. “Dime qué escuchas y te diré quién eres” es así de simple. Mientras más compleja es la música que uno escucha, más complejo es su ser.

Una vez invité a un amigo a que me acompañara a un concierto… Sé lo que están pensando otra vez… seguro “mmmmmffffff” ¬¬” Bueno, que más me quedaba. A nadie le gustaba lo que escuchaba en ese tiempo y este pata sólo fue porque no tenía nada que hacer ese día.

Yo estaba emocionadazo con los grupos que salían al escenario, pero mi pata estaba sentado escuchando sin expresión alguna. Qué pensaría en ese momento “este pata está loco”. Y la verdad, no sé quién estaba más incómodo, él o yo. Desde ese momento decidí ir a conciertos solo. Mejor solo que mal acompañado dicen por ahí.

Ahora que están de moda los “memes” fácil que yo encajaba entre los “forever alone”, pero creo que mi categoría hubiera sido “forever alone happy” =D

Pero a veces la vida tiene sorpresas que nunca esperas. Había una persona que había estado haciendo una vida parecida a la mía, pero lejos, muy lejos de mi. Gustaba de las mismas cosas que yo, escuchaba lo mismo, pensaba igual, pero en otro lugar. Su alma era igual a la mía y sé que de alguna forma me buscaba, pero no sabía quién era yo. Hasta que un día al de arriba se le ocurrió una gran idea….”¿Y si los junto?… ¿Qué pasaría?”…

Desde entonces ya no soy “Forever Alone Happy” sino simplemente “So Happy Together” =)

Te Amo Judith ❤