Inspiración… Qué haría sin ti

Inspiración sabatina y sin previo aviso. Es la primera vez que me animo a escribir a estas horas. Aún no he almorzado y creo que estará difícil saber que hacer. Cuando empecé esto del Blog, dije que sería un diario muy directo o algo así, no recuerdo bien y me da flojera revisar los post anteriores. Tal vez la sinceridad no sea suficiente cuando se quiere escribir bien o simplemente escribir algo que tenga un sentido para ti y los demás. Este Blog ya dejó de ser personal hace tiempo y sinceramente creo que esa era su evolución natural que tenía que darse. Entonces viene la pregunta ¿Y ahora? ¿Qué hago? Muy sencillo, seguir escribiendo lo que pase por estos lares ¿De eso se trata no?

En mi vida están pasando muchas cosas que me llenan de gran emoción. Una etapa laboral un tanto extraña, pero muy interesante. Nuevo retos se aproximan y, aunque me siento capaz de afrontarlos, la incertidumbre siempre me cala un poquito. Vuelvo a repetir, el apoyo y reconocimientos son importantes, pero a veces no es suficiente para no desesperarse. Debe ser que estoy algo angustiado. Quería salir hoy día a jugar fútbol U_U. Despejarme un poquito en la playa, tomar algo de sol, sudar un poco. Tal vez no por el hecho de hacer deporte y llevar una vida sana, sino porque necesito de un estimulo más físico. Tantos años de niño hiperactivo no pueden pasar desapercibido cuando uno ya tiene una visión de vida mejor formada.

No sé si los que están leyendo esto en este momento habrán visto Forrest Gump, pero a veces me siento como él, ya imagino lo que deben estar pensando, pero no me refiero a eso, sino a la energía con la que contaba. Era increíble! Así me siento muchas veces, a veces hay tanto que quiero hacer que termina ocurriendo dentro de mí el síndrome de “Los tres chiflados”. Cuando me siento inspirado quiero hacer de todo. Saco la guitarra de su funda y me pongo a sacar unas notas. No pasan ni 20 minutos de dizque música y ya estoy pensando en escribir, así que prendo la compu y abro los archivos que dejé incompletos. Me pongo a revisarlos uno por uno mientras se pasa el tiempo. Volteo y veo en la cama a mi guitarra echada y tan quietecita que pareciese que me dijera “Bueno, ya me sacaste y ahora me dejas tirada?” Es tan bonita que no puedo dejarla allí, así que me digo “La traigo conmigo a la compu y así cuando me falte inspiración para lo que estoy escribiendo, algo saldrá”. Ja. Lo primero que hago es buscar acordes en Internet de las canciones que quiero aprender. Y el tiempo sigue pasando… Una vez que los dedos empiezan a dolerme, la búsqueda de canciones se hace tediosa y los ánimos por aprenderlas decaen termino por aburrirme de estar frente a la compu y por ende de seguir escribiendo. Así que nuevamente regreso a la cama, esta vez sin guitarra. Ojo, la inspiración aún continúa, aunque en menor medida. Así que me pregunto ¿Qué serán de mis dibujos que hice hace tanto tiempo? La emoción vuelve a mi y me sumerjo en esas polvorientas hojas que cada vez se ponen más y más amarillas (y las que alguna vez me prometí escannear antes que terminen por borrársele el lápiz). Hoja tras hoja voy reviviendo cada instante en que las dibujé. Si, muchos recuerdos vienen. Las expresiones de mis dibujos dicen mucho de ese entonces. Un rostro triste por ahí, otro alegre por allá. Momentos de la vida que de alguna manera se impregnaron en la hoja junto al lápiz. Cada hoja me hace viajar y me atrapa por un buen tiempo. Al final la inspiración se va diluyendo y da paso a la nostalgia. El dibujo me transporta a ese instante, pero no se queda ahí, a mi mente le gusta pasear. Si, ya recuerdo, ese día paso esto y aquello. Recuerdos del colegio con mis amigos (que no eran muchos) y mi forma de vivir la vida tan ligera y despreocupada. Una expresión de furia que me recuerda los momentos de soledad y angustia tras pasar por un mal día y no poder decírselo a nadie. Pero todo sigue siendo eso, un recuerdo plasmado que me gusta y me conmueve. Ya la inspiración tomó sus maletas y se fue sin despedirse para ese entonces y sólo me queda un largo suspiro que me deja casi exhausto. Ni pensar en dibujar en ese momento, ya no. Ya es muy tarde. Las horas han pasado y yo no hice casi nada de lo que quería hacer, pero no siento que haya perdido el tiempo. Lo disfruté bastante. Tal vez sea una persona muy complicada, con muchos sueños y muchas ganas, pero que aún no encuentra la forma de enfocarse y disciplinarse. Necesito ayuda, urgente!!! Y ya sé quien podrá ayudarme. Una de mis fuentes de inspiración más grandes será la que tome el mando. Dejaré esta difícil tarea en sus hermosas manos. Aunque es muy pronto para hacerme ilusiones, la verdad no sé si ella querrá hacerse responsable de tremendo aluvión. Pero sea como sea, seguiré en éxtasis, desordenado, pero en éxtasis mientras aún la tenga…

Hay tantas cosas por hacer!!!

Me hubiera gustado ponerle fecha a cada dibujo U_U

Con tiempo de sobra!!!

Sé que esta afirmación se presta a muchas interpretaciones. No crean que tengo tanto tiempo que me estoy rascando jajaja. Me refiero a la promesa que me hice. Con este “Post” estaría cumpliendo con el Post diario. Sé que es trampa escribir por escribir, pero es válido cuando el Blog no tiene temática definida ^_^.

Es hora de hablar de música. Es demasiado significado para una sola palabra no? MÚSICA. La música es una necesidad básica, siempre lo diré. No se puede vivir sin ella. No hace falta ser melómano para sentirla. Siempre hay alguna que ha calado en nuestras vidas y al escucharla nos lleva a otro lugar, otro tiempo u otra realidad. Siempre me doy unas horas en la semana para sentarme y escucharla a ojos cerrados; creo que esa es la mejor y única manera en la que todos tus sentidos le prestan atención. Depende mucho del momento el tipo de música que escucharé. Muchas veces sólo quiero música relajante que me haga imaginar cosas totalmente fuera de la realidad y otras veces quiero algo mucho más fuerte que me haga levantar del asiento y patear la silla y empujar la mesa. Eso si, siempre llevo conmigo la “guitarra de aire”. Todas las personas con las que he pasado un tiempo de tragos me ha visto sacarla y tocarla como los dioses. No es broma. Santana me queda chico XD jajaja.

A ver si encuentro una foto por ahí de alguna de esas reuniones para que la vean.

Esto no es broma ^_^ es una real sensación, se los puedo asegurar