De la frustración al exceso de ganas

No creo que sea algo muy apreciable el hecho de ser un webmaster y no tener en la Web más que trabajos para otros. Traté de hacer algo parecido a una Web Propia, pero la verdad no la continúo porque no tengo mucho que decir en ella (aparte que el estar actualizándola constantemente me era demasiado pesada, al menos la idea de hacerlo XD!!!), pero siempre llegan esos momentos en los que crees que tocaste fondo, y ese creo que es este.

Me animé a usar WordPress porque tuve muy buenas referencias al respecto. Me dije a mi mismo que algo más sencillo no podré encontrar (a menos que contrate a alguien que escriba sobre mi B^,).

No pienso tomar este Post como el primero. Porque la verdad no sé si será el último =S. Me propuse hoy día comenzar con esto. Empezar a escribir mi forma de pensar en la Web. No sé si esto lo leeran personas ajenas a mí. Y creo que será lo mejor, ya que pienso soltarlo todo. Hacer catarsis.

Empezaré contando que esta costumbre de escribir sobre mí y para mí no es algo nuevo. En un tiempo tenía algo llamado “El cuaderno amarillo”, ese nombre se lo puse porque… era un cuaderno amarillo…¿Qué creían?…Ese cuaderno lo utilizaba para todo. Era pararayos, paraguas, contraincendios y hasta podría decir estimulante. En el puse mucho de mi. De todo lo que me sucedía en ese entonces. De todo lo que ocurria en mi vida interna. Muy interna.

Tal vez si muchos de los que me conocen en este momento hubieran leído ese cuaderno me vería con otros ojos ahora. No sé si alguien lo haya hecho antes, pero sería muy interesante conocer a personas que hayan escrito su alma en papel, como una radiografía. No un diario, no un libro, sino la más cruda descripción tuya. Donde esten tus miedos más enfermos, tus aspiraciones más ridículas, tus enojos más aterradores. Un sitio donde puedas decir libremente lo capaz que serías en distintas situaciones de tu vida ¿Serías capaz de matar? ¿Cómo lo harías? ¿Te mutilarías por diversión? ¿Disfrutarías con el sufrimiento ajeno? Hay cosas a las que siempre decimos que NO cuando nos preguntan, pero qué te dices a ti mismo? Alguna vez te lo haz preguntado sólo por el gusto de saberlo? Hay muchas cosas que desconocemos de nosotros mismo y ponernos en distintas situaciones cuando nadie nos puede ver es realmente interesante. Tu mismo no puedes engañarte, siempre sabes cuando mientes y eso es lo exitante de esta práctica.

Animo a todo el mundo a hacerlo. Sé que descubriran cosas que tal vez nunca hubieran querido saber, pero también cosas que nunca hubieran podido averiguar porque no se habría dado el momento para sacarlos a la luz.

Mis ojos te mienten, pero a mi me estan diciendo la verdad.

Mis ojos te mienten, pero a mi me estan diciendo la verdad.