Palabras que aún no sé decir, pero hago como que las digo…

Nuevamente estoy aquí, en este cuarto oscuro y con el frió recorriendo mis pies, pero feliz por haber vuelto =)

No regreso de ningún lugar, pero no podría decir que estuve aquí todo este tiempo. Esta tierra tan conocida desde hace meses ha cambiado mucho para mi. Las cosas no están en su lugar. Alguien estuvo jugando con todo lo que pudo, pero no me enoja. Es una agradable sorpresa encontrar un cambio agradable, y es que mi ausencia lo propicia. Gracias le doy a este espacio que está para mi, para lo que hay aquí dentro y lo que siento allí afuera. Tengo tanto que decir que no sé por dónde empezar y lo más seguro es que no pueda decir nada.

Como sabrán los que leen este blog (cuatro gatos más o menos), ya cumplí año y cuatro meses con mi niña de las palabras inventadas, y lo digo ahora porque eso es lo más importante para mi. Ustedes han vivido todo este camino mediante mis propias palabras, aunque aveces muy melosas y cursis, pero mías al final. No puedo callar a mi corazón aunque lo desee, y el habla cuando quiere. Gracias a Dios los oídos que lo escuchan (u ojos que lo ven) saben a lo que me refiero. Tal vez algunos piensen que este blog debería llamarse de otra forma, como por ejemplo “para la niña de las palabras inventadas” o “TE AMOOOOOOOOOOOOOOO… (infinito)” y más cositas que a algunos les da roche decir, pero que sí les gustaría escuchar de alguien que se las diga. No callo mis palabras porque sé que ellas dirán siempre la verdad, y la verdad que sale del corazón es el regalo más valioso que se puede encontrar en la vida; puede hacerte reír y llorar a la vez; puede emocionarte o puede ponerte muy triste, pero nunca herirte, porque un corazón que ama, quiere lo mejor para el corazón amado; y aunque duras las palabras a veces son necesarias pero siempre que vengan antes de un fuerte abrazo y un TE AMO.

Este mes fue muy emotivo para mi, porque me encontré con mi eterna lucha. El querer, pero no poder. Todos tenemos algo que queremos hacer, pero nunca nos animamos a hacer, y no me estoy refiriendo a triunfar, porque eso es demasiado relativo. Me refiero a un deseo del alma que es frenado por un anti-deseo; aquel que te dice “¿Por qué desearlo? Si no es relevante”. Que cambio puede hacer en tu vida este deseo y la verdad es que a veces la respuesta es… “nada”. Pero en realidad es mucho más que eso…

Día del Padre con el Papá es algo que no sucede muy a menudo no? ¡¡¡Feliz día Papá!!! Decimos muy temprano y es lo único que tienen ellos de nosotros, porque su “motivo de ser” se va por ahí. Me refiero a nosotros, a los hijos, porque ¿Acaso hay padre sin hijo? En el día del Padre si. A mi me tocó quedarme todo el día con Él y disfrutarlo a la fuerza. Y eso hice ¿Mucho esfuerzo? Nah!!! Eso ya lo superamos hace mucho tiempo. Ahora me tocaba observarlo. Bien chamba hasta cuando descansa. No puede simplemente echarse a descansar, parece que le hubieran dado mucha cuerda, porque no puede quedarse quieto. Te entiendo viejito, solo quieres estar ocupado, eso te hace sentir útil, te hace sentir vivo, pero no es lo único ¿Sabes? Hay una película que está bien chévere y podemos ir ya que no vamos al cine juntos desde hace…. 15 años? jajaja mentira, el Cine Brasil no fue el único cine al que hemos ido juntos. También estuvo el CityHall donde recibí el primer trauma de mi vida O_O como puede alguien pagar para que lo depriman. Bueno, cada loco con su tema. Vamos que va a estar chévere. Azu, tantas salas hay?… ¬¬ Oe, lo del cine la Brasil fue broma… Primeros en la fila como nunca, claro si estuve parado 45 minutos pelándome de frió por culpa del bendito aire a condicionado. Tiempo que no te veía reír de esa forma viejito. Fue una buena elección. Que gusto saber que la pasaste bien, pero ya es tardecito. Otra vez lejos, ya no hay motivo para decirte ¡¡¡Feliz día!!! =( Y ahora? Habrá que inventar otro día del Padre mañana, y pasado mañana, y otro día más y otro. Que no se acaben los días, porque aún no sé decirlo si no es tu día y olvido que tu día es todos los días, porque no hay día del hijo para ti, porque todos los días que pasas aquí son para mi… y eso a veces lo olvido =(

Si estas palabras no se entienden espero que me disculpen. A veces me hablo a mi mismo, porque necesito recordar cosas importantes y quien mejor que yo para decírmelas.

 

Gracias por leer (y escuchar)… muchas gracias =)

Anuncios