Por y para ti…

Porque estaba solo en este mundo.
Porque faltabas en mi ser.
Porque te abrí mi corazón para que te quedaras.
Y te quedaste e hiciste de él tu hogar.
Porque así es tu naturaleza.
Lo era así en mis sueños y
lo es así en esta hermosa realidad.
Porque viniste sin avisar y
ahora moriría si te vas.
Porque reinventas nuestro amor
cada vez que inventas un beso,
cada vez que tu espíritu libre
sigue las líneas en la vereda
o pisa hojas secas en los parques.
Porque Tú eres así, única como eres.
Porque mi alma te esperaba emocionado.
Porque eras una promesa y ahora eres realidad.
Porque marcaste una época,
Dividiste el antes y el después de ti.
Porque me rehiciste con tus manos
y me reviviste con un beso.
Porque ahora sé lo que es el dolor
al haber besado tus lágrimas en tu mejilla.
Porque me enseñaste que los abrazos curan.
Porque sabes que me tienes en tus manos.
Porque sabes que eres dueña de mi amor.
Porque sueñas y sonríes.
Porque sabes lo que pienso antes que lo diga.
Porque me robas las palabras y el aliento.
Porque eres vida en mi vida.
Porque tu amor es inmenso como el cielo,
E infinito como el universo.
Porque tus manos son de ensueño,
Tan suaves y delicadas como tu ser,
Pero fuertes y versátiles como tu carácter.
Porque amo tu alma tal y como eres,
Porque todo en ti me gusta.
Porque fuiste hecha para mí.
Porque lo único que podría reclamarle a Dios
es el que nos hubiera juntado antes,
Pero incluso hasta eso es bendición,
Porque nos ayuda a comprender que al final
Siempre terminaríamos juntos y de su mano.
Porque no sé de poesía y aún así quiero escribirla
Porque sé que te gusta que me esfuerce,
Pero te digo y soy sincero
que no hay esfuerzo sino placer
al recolectar estrellas para ti.
Porque si me dijeras que tener en tus manos la luna
te haría eternamente feliz.
Yo te diría que construiría una escalera hacia ella
y la traería para ti.
Y tú me dirías “no podrías… pero aún así te amo”.
Porque eres así y así estoy loco por ti…
Porque eres mi bebita.
Porque eres mi princesa.
Porque te amo y me amas.
Porque sólo se me viene a la mente tu nombre
cada vez que cierro los ojos
y pienso en felicidad.
Porque yo por ti y tú por mi.
Porque eres y siempre serás… mi Ju

tengo a mi lado un ángel perdido en la tierra

tengo a mi lado un ángel perdido en la tierra

Para ti… princesa.

Amor

Sólo tiene un nombre y lo reconozco en sus ojos cada vez que me mira. “Amor” le susurro y ella voltea…

Se han escrito tantas cosas y se han dicho otras muchas en su nombre y por su nombre, pero aún en estos tiempos, el amor sigue siendo un misterio para muchos. Si lo pudieran definir como una persona, se podría decir que el amor es alguien muy grande y que siempre trata de protegerte, incluso de sí mismo; también se podría decir que es alguien muy extraño que es complicado de descifrar, que está y a veces no, que a veces lo encuentras y otras no; podría también decirse que es alguien muy frágil, que tienes que cuidarlo siempre porque puede enfermar y morir; Aunque para muchos esta persona sería tu mejor amigo(a), que siempre está a tu lado en las buenas y en las malas, y sobre todo que siempre está alegre y quiere alegrarte. O quizá podrían decir que es todas estas personas juntas, o que cambia de personalidad cuando quiere.

El amor muchas veces toma la forma que los ojos y el corazón de la persona le da. Porque aunque se lea toda la descripción de Wikipedia, esto no quiere decir que ya es un(a) entendido(a) del amor. El amor tienes que vivirlo, el amor tienes que sentirlo y sobre todo, al amor tienes que amarlo, porque el amor es divino y lo divino se agradece y la mejor forma de agradecer al amor es con amor.

Hay muchas cosas que definen el amor y muchas descripciones físicas y fisiológicas que lo acompañan, pero hoy no he venido a hablarles de teoría, sino del amor, del amor que mora en mí. Este amor que me ama y al que amo, porque cuando esa personita es para ti, se convierte toda en amor y tus ojos solo la ven y es suficiente motivo para ser feliz. Amor divino, porque no podría ser de otro tipo, aquel que te fortalece, aquel que te protege, aquel que te sostiene, aquel que trae felicidad, aquel que te entristece cuando está lejos, aquel que te acelera el corazón con un beso, aquel que desploma con una mirada, aquel que te ama como nunca antes te han amado, porque eso es lo que sientes, sientes que nadie te ha amado como ella y también que nadie lo hará jamás así. Y ahora que sabes que es así, tu perspectiva cambia en muchos sentidos porque sólo te queda un camino, el de amar y ser amado, porque esa persona se vuelve tu mundo, porque no encontrarás nunca más nadie como ella y esto hace que la quieras proteger y cuidar con tu vida si es necesario, porque después de ella no hay nada.

Esto lo que digo tal vez pueda sonar exagerado para muchos, porque lo ve muy lejano e irreal. Amigo(a), si es así, lee esto cuando lo sientas y entenderás, porque el amor solo se puede ver con ojos de amor. Si lo quieres ver con ojos de ciencia, no lo entenderás, si lo quieres ver con ojos de odio, te molestará, si lo quieres ver con ojos de miedo, te asustará, si lo quieres ver con ojos de soñador(a) te ilusionará. Porque así es el amor, el amor es individual, no es colectivo, porque solo se lo puedes dar a una persona, si estás pensando en dársela a muchos(as), mejor nunca te enamores, porque de cierto te digo que sufrirás decepción.

Quiero esto para toda mi vida, quiero vivir acobijado entre sus brazos, quiero perderme en su mirada, quiero sentir su cabello en mi rostro, quiero respirar su aliento, quiero tocar sus manos, quiero abrigarme en su calor y sobre todas las cosas quiero amar su amor como ella me ama y yo la amo, por siempre y para siempre. Amor.

Para Ju